InicioTemáticasEspiritualidadEl Milagro Cotidiano de Medjugorje

El Milagro Cotidiano de Medjugorje

Este año se cumple el 32° aniversario de las apariciones de la Santísima Virgen que tienen lugar en Medjugorje. Millones de personas han asistido a este lugar que se ha convertido en un centro de espiritualidad mundial. Innumerables signos y conversiones han tenido lugar.

Este servidor de ustedes escribió hace 27 años un artículo de 6 páginas doble oficio a todo color en la revista más leída de entonces en la República Mexicana. El nombre del semanario: IMPACTO. Su publicación causó un shock que se tradujo en miles de cartas que llegaron a la redacción de la revista. Prácticamente era desconocido este evento pretendidamente sobrenatural, no sólo en México sino en el mundo.

Con ocasión de un nuevo aniversario de las apariciones en Medjugorje, releí el artículo que redacté entonces. Me parece que no tengo nada que agregar, y tal como se publicó hace 27 años, se lo presento de nuevo a los lectores.

La aldea de Medjugorje, perteneciente a la República de Herzegovina en Yugoslavia, se ha convertido en el lapso de cinco años en el centro de religiosidad mundial a causa de 6 muchachos que afirman ver todos los días, con rarísimas excepciones, a la Santísima Virgen. Esta pequeña aldea croata debe su nombre a su ubicación geográfica que significa "entre los montes"; su población apenas llega a los 3,000 habitantes, y su trabajo es dedicado fundamentalmente a la ganadería y agricultura en el cultivo de la vid y el tabaco.

Con 21 millones de habitantes y 5 diversas nacionalidades, Yugoslavia se encuentra situada en el norte de la Península Balcánica, y a diferencia de los países típicamente marxistas, la República Socialista Federativa Yugoslava presenta una originalidad: su comunismo eminentemente nacionalista. Integrado en el cuerpo de las democracias populares europeas salidas de la Segunda Guerra Mundial, ha sabido desprenderse políticamente de la influencia del Kremlin y de los demás países del Pacto de Varsovia, iniciando contactos de tipo humano y económico con los países del bloque occidental. De acuerdo a su Constitución Política, el país yugoslavo se encuentra unido en seis Repúblicas autónomas: Serbia, Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina; Macedonia y Montenegro.

En el plano religioso, los habitantes de Yugoslavia quedan repartidos entre ortodoxos, católicos y musulmanes, así como otros grupos menores de otras diversas confesiones entre protestantes y hebreos. Se estima que existe una mayoría de 12 millones de cristianos ortodoxos; le siguen los católicos con aproximadamente 7 millones, y la existencia de musulmanes se explica por el largo periodo de ocupación otomana de todos estos territorios.

Ha sido entonces en este país comunista de Yugoslavia, cuyo punto geográfico resulta estratégico para el mundo actual, donde la Virgen María se vuelve a mostrar al mundo en las postrimerías del siglo XX, asociado a un hecho insólito que la distingue de anteriores apariciones: Su continuidad durante 5 años.

LAS APARICIONES Y LOS VIDENTES

Fue el 24 de junio de 1981, un miércoles, en la fiesta de San Juan Bautista, cuando la Santísima Virgen se apareció por primera vez; y desde esta fecha las apariciones se han sucedido prácticamente, sin interrupción, hasta nuestros días. En un lugar llamado Podbrdo (bajo la colina) fue el sitio de la primera aparición, situado al pie del cerro Cernica. Detrás de la Iglesia Parroquial de Medjugorje dedicada al apóstol Santiago, a unos 550 metros de altura se localiza el Monte Krizevac, que significa "Monte de la Cruz", y ello es debido a una gran cruz de cemento de 13 metros de altura que los aldeanos construyeron en el año 1933 para conmemorar el 19 centenario de la crucifixión de Nuestro Señor. A causa de múltiples fenómenos luminosos que ocurren con motivo de las apariciones, ese lugar se ha constituido como meta de miles de peregrinos venidos de todas partes del mundo.

Durante todos los meses restantes de 1981 y hasta enero de 1982, las apariciones se llevaron a cabo indistintamente en la colina, campos y casas de los videntes; a partir de febrero de ese año, las visiones continuaron teniendo lugar en una pequeña pieza anexa al santuario, enfrente de la sacristía de la iglesia. Pero por disposición del obispo de Mostar, monseñor Pavao Sanic, y del cual depende directamente la Parroquia de Medjugorje, desde el 12 de abril de 1985, los encuentros con la Virgen se llevan a cabo en un cuarto de la casa de los franciscanos, quienes son los padres misioneros que tienen a su cargo la atención de los servicios religiosos en Medjugorje.

Los videntes de estos acontecimientos sobrenaturales que continúan llamando poderosamente la atención, lo conforman 6 adolescentes de las más variadas personalidades e inquietudes; 4 mujeres y 2 hombres. Ellos son Miriana Dragicevic, de 21 años; Ivanka Ivankovic, de 19; María Pavlovic, de 21; Vicka Ivankovic, de 21 también; Ivan Dragicevic, de 20; y el más pequeño de todos Jakov Colo de sólo 14 años. De estos videntes, la Virgen ya no se le aparece a Miriana y a Ivanka puesto que a ellas ya se les han revelado los 10 secretos prometidos por la Virgen a cada uno de los videntes; a Miriana se le dejó de aparecer la Navidad de 1982, y para Ivanka las visiones terminaron en mayo de 1985.

Cuando la Virgen revele todos los secretos a los videntes, ella dejará de aparecerse definitivamente en la Tierra, según ha dicho, hasta la segunda venida de su Hijo Jesucristo. La primera aparición fue el día de San Juan Bautista, un hombre que vino a preparar la venida del Señor, y la Virgen se aparece al mundo como precursora a la segunda venida de su Divino Hijo Jesucristo. La Virgen María ha prometido dejar a la humanidad en el último día una señal permanente y visible en el sitio de la primera aparición para que todo el mundo crea y se convierta a Dios. Ella afirma que esta señal tendrá un estímulo para múltiples conversiones y una confirmación divina de las propias apariciones.

Los videntes afirman ver a Nuestra Señora no a la manera de una imagen sino en forma tridimensional, como a una persona a la que pueden tocar e inclusive abrazar. La "Gospa", dicen los niños, se presenta como una hermosa adolescente de unos 19 años, radiante, sumergida en luz y rebosando santidad. Lleva una túnica gris, velo blanco, ojos azules y una corona brillante de estrellas alrededor de su cabeza. La relación de la Virgen con los videntes es la de una madre amorosa que enseña e instruye y corrige gentilmente sus faltas en privado, por lo que Nuestra Señora sostiene varias conversaciones con los muchachos al mismo tiempo.

Por su parte, y en apoyo a la autenticidad de las apariciones, desde que comenzaron estos acontecimientos se han observado múltiples signos prodigiosos en el cielo y hechos sobrenaturales en la cruz que se encuentra en la cima del Monte Krizevac. Cientos de miles de personas, inclusive mexicanos que han ido a Medjugorje, han sido literalmente testigos de "La Danza del Sol", el mismo fenómeno que ocurrió en octubre de 1917 en Fátima, aldea de Portugal. Asimismo, también frecuentemente se observa una gran luz en la cruz pero de tal intensidad que provoca por momentos que esta cruz desaparezca. En otra ocasión, en junio de 1981, multitud de personas vieron la palabra MIR, que en lenguaje croata significa PAZ, escrita en letras luminosas sobre el cielo. La Virgen ha dicho a los videntes que estos signos son permitidos para reforzar la fe de las personas.

En cuanto a las apariciones en lo particular, las mismas se han desarrollado durante cinco años con poca variación. Los adolescentes primero rezan el Santo Rosario; poco después de las 6:30 p.m., ya de pie frente a un muro de un cuarto de la casa de los franciscanos, los videntes empiezan a rezar uno o dos Padres Nuestros, y en un momento dado, los muchachos caen sincrónicamente de rodillas y entran en completo estado de éxtasis; sus labios se mueven pero no se oye ningún sonido, excepto cuando todos ellos recitan de nueva cuenta el Padre Nuestro y el Gloria, oraciones que son guiadas por la Santísima Virgen, según lo aseguran.

Al respecto cabe señalar que los días 24 y 25 de marzo de 1984 se llevaron a cabo una serie de estudios científicos por parte de un grupo de médicos y técnicos encabezados por el doctor Henri Joyeux, Premio Internacional de Medicina en 1983 y profesor de la Universidad de Montpellier, Francia. El doctor Joyeux realizó una serie de registros de electroencefalograma con el objeto de dar una explicación científica de lo que acontece a los jóvenes al entrar en éxtasis. El resumen de esas investigaciones constató que el cerebro de los videntes funciona a lo que la ciencia moderna denomina "Estado Alpha" a razón de 10 ciclos por segundo, lo que es verdaderamente excepcional el hecho que se mantengan los videntes en ritmo alpha continuo en todas y cada una de las partes del cerebro que recibe información.

Asimismo, a estos jóvenes se les colocó un sistema doble de electrodos en la parte lateral del ojo y en la parte superior de la pupila, y se detectó que en el preciso instante en que ellos dicen ver a la Santísima Virgen, simultáneamente sus ojos dejan de moverse, quedando fijos en un mismo punto, reiniciando los movimientos visuales al término de la aparición cuando en forma instantánea elevan sus ojos, lo que implica que existe una visión exterior a ellos. También se realizaron pruebas para registrar sus voces durante la aparición, ya que inexplicablemente hablan sin pronunciar sonidos; pero los laringófonos que fueron colocados no pudieron registrar la voz durante su conversación con la Virgen.

En otro tipo de estudios realizados en septiembre de 1985, médicos italianos ateos encabezados por el reputado especialista en neurofisiología, doctor Marco Magnelli, experto en éxtasis y "estados de conciencia modificados", determinaron que en los videntes existe una "hipertonía simpática", es decir, un estado de alerta física y mental extremadamente intensiva. El ritmo cardiaco oscilaba entre 150 y 180 pulsaciones por minuto, y se observaba una ausencia de variaciones espontáneas en la resistencia eléctrica cutánea, lo que significa que eran completamente insensibles al medio circulante. Estos son algunos de los experimentos a los que han estado sujetos los muchachos que aseguran ver a la Santísima Virgen.

Por otra parte, es significativo que los videntes no son el centro de atención en Medjugorje, sino los servicios religiosos que por la tarde se llevan a cabo en la Parroquia de Santiago, iglesia que fue terminada de construir en 1969 y que puede albergar a 1,600 personas, hecho que es de llamar la atención si se toma en cuenta que todo el caserío de la aldea reúne a unas 400 familias. Las oraciones se inician a las 18:00 horas con el rezo de los misterios gozosos y dolorosos del Santo Rosario; a punto de las 18:45 horas se detienen las oraciones para entonar cánticos del Ave María como respeto y reconocimiento a la visita de la Santísima Virgen a los jóvenes videntes.

Al término del Santo Rosario viene la Santa Misa que es concelebrada por innumerables sacerdotes llegados de todas partes; la celebración de la Eucaristía es el eje principal donde giran todos los servicios religiosos y se destaca por su devoción, profundidad y fe, para dar paso posteriormente a la sagrada comunión de los fieles en la que participan prácticamente todos los asistentes.

Después de la Santa Misa, (según el día) viene la bendición con el Santísimo, adoración de la Cruz, oración por los enfermos (recientemente se suprimió) y por la conversión de los pecadores. También se recitan siete Padres Nuestros, siete Ave Marías y siete Glorias y el Credo, oraciones que Nuestra Señora ha pedido de manera especial. Finalmente, se rezan los misterios gloriosos del Santo Rosario. Durante las casi tres horas que duran todos estos servicios en la Parroquia, varios sacerdotes, cerca de 40, escuchan la confesión sacramental de los peregrinos que de todo el mundo han asistido a la Iglesia de Medjugorje durante los casi cinco años que han durado las apariciones.

LOS MENSAJES

Pero lo trascendente de todo lo que encierran las apariciones, lo constituyen básicamente los mensajes que la Madre de Dios revela a la humanidad en los postreros años del siglo XX, identificados plenamente en una crisis en todos los órdenes. Según los videntes, la Virgen les ha confiado varios mensajes al mundo para conversión de todos los hombres. Desde las primeras apariciones, la Santísima Virgen ha repetido insistentemente sus mensajes: Así, en julio de 1983 dijo: "Digan a los sacerdotes que hagan saber a la gente que cuando Dios se manifiesta a los hombres, no lo hace en broma, por eso, tomen en serio mis mensajes".

La Virgen ha dicho que los mensajes son urgentes: "Hagan saber estos mensajes a todos y lo más pronto. Que no les dé vergüenza divulgar mis mensajes: Díganlo a cuantos encuentren".

Dentro del contenido de los mensajes, algunos hacen referencia especial a Medjugorje pero la gran mayoría de ellos están dirigidos a los católicos y a todos los hombres de buena voluntad; el espíritu de los mensajes no hace sino repetir el espíritu del Evangelio y la Virgen dice que tenemos que ponerlos en práctica de inmediato. Los mensajes pueden quedar resumidos en 6:

MENSAJE DE PAZ: La Santísima Virgen se ha mostrado al mundo con la advocación de "Reina de la Paz", y ha pedido que el 25 de junio sea dedicado para honrarla como Reina de la Paz. A principios de 1984 la Virgen dijo: "La paz en el mundo está en crisis: Vuelvan a ser hermanos entre ustedes y conviértanse; aumenten sus oraciones y los ayunos. El mundo no puede salvarse sin paz, pero el mundo encontrará la paz solamente si vuelve a Dios". La paz a la que la Virgen se está refiriendo es aquella que nace como fruto de la reconciliación con Dios. En Medjugorje se ha dicho que el hombre es más grandioso de rodillas y la búsqueda de la paz es en realidad la búsqueda de Dios, pero ésta sólo puede encontrarse de rodillas, por los sacramentos y en nuestro corazón.

ORACIÓN: La Virgen ora. El modus vivendi en los últimos cinco años en Medjugorje es la oración. La Virgen les ha dicho a los videntes que el creyente del siglo XX ya no ora, y que la fe no puede mantenerse viva sin la oración. Se podría decir que en todos los mensajes la Virgen hace siempre referencia directa hacia la oración, y lo repite un día y otro: "Oren, oren, oren". Ella ha dicho que la oración más completa es la Santa Misa. "La misa es la más grande oración de Dios y ustedes no podrán jamás comprender su grandeza. Es por eso que ustedes deben ser perfectos y humildes durante la misa y prepararse debidamente a ella". La Virgen ha recomendado a los fieles que, además del Rosario y de otras oraciones que se recitan, se debe de rezar el Credo, siete Padres Nuestros, siete Ave Marías y siete Glorias todos los días.

FE: Desde las primeras apariciones, prácticamente el único mensaje que la Virgen daba a los videntes era para reforzar y fortificar la fe del pueblo. Dice que las apariciones son un medio concreto para fortalecer nuestra fe y también ha dicho a los peregrinos: "Bienaventurados aquellos que no han visto y han creído".

CONVERSIÓN: Es uno de los mensajes básicos de Medjugorje. Se ha dicho que la conversión es un compromiso diario de restaurar nuestra relación con Dios. Uno de los mensajes más fuertes a la conversión fue transmitido el 26 de abril de 1983 por conducto de uno de los videntes: "No esperen el signo, la señal llegará demasiado tarde para aquellos que no creen. La única palabra que deseo decir es conversión del mundo entero. Se los digo para que ustedes la transmitan a todo el mundo. Yo no pido otra cosa que la conversión. No me es difícil sufrir por ustedes. Yo sufriré por ustedes, pero ustedes conviértanse. Yo oraré a mi Hijo para que Él no los castigue. Ustedes no conocen y no pueden conocer los planes de Dios, y ustedes no sabrán y no podrán saber lo que Dios enviará y hará. Yo no pido sino la conversión. Este es mi deseo: Conviértanse ustedes. Estén dispuestos a toda eventualidad y conviértanse. Esto es todo lo que yo puedo decir. Abandonen todo. Esto viene con la conversión. Hasta pronto y que la paz sea con ustedes".

La Virgen jamás ha hablado con la intención de asustar a nadie, sin embargo, Ella indica las consecuencias de nuestra elección.

PENITENCIA: La Virgen ha dicho que los católicos deben volver a la práctica de la confesión mensual: "Si los cristianos aprendieran a reconciliarse con Dios y con los hombres una vez al mes mediante la confesión, pronto regiones enteras se curarían espiritualmente".

Un teólogo moralista, el padre Célestin Temic, de Zagreb, que nunca fue a Medjugorje, creyó en la veracidad de las apariciones como consecuencia de las confesiones que escuchó en el tiempo de Navidad donde los fieles comentaron sobre la transformación espiritual vivida en Medjugorje.

AYUNO: Uno de los hechos más singulares entre los mensajes es el que se refiere al ayuno; la Virgen ha dicho que los creyentes deben ayunar todos los viernes del año a pan y agua solamente. Se estima que el mensaje global en Medjugorje es de oración y ayuno. La respuesta que algunos peregrinos han recibido de la Virgen sobre ciertos favores pedidos es: "Díganles que ayunen y oren y yo oraré con ellos y Jesús les concederá su deseo".

Asimismo, Nuestra Señora ha manifestado que con la oración y el ayuno se pueden evitar catástrofes naturales y aún parar las guerras. En este contexto, un estudio científico ha revelado un aspecto muy interesante. El doctor polaco Boguslaw Lipinski,  profundo investigador de bioelectricidad en la fundación de estudios de Boston donde reside desde   hace 15 años, llevó a   cabo una serie de mediciones en la capilla de las apariciones, en Medjugorje, el día   viernes 15 de marzo de 1985, utilizando  para  ello  un  electroscopio  portátil que registra milirradios por hora  (MR/HR). Durante   las   apariciones, mientras se celebraba la misa, el aparato registró una energía de 100,000 MR/HR, energía que no era dable atribuirla a origen nuclear, puesto  que no dejaba secuela mortal entre los presentes (el hombre tolera 0.5 MR/DÍA); esta energía no era causada   tampoco   por la  aparición puesto que esta lectura elevadísima continuaba aún tiempo después. La conclusión   tentativa   del doctor   Lipinski es que esta  energía era de origen eminentemente espiritual, que alcanzó tal magnitud producto de la conjugación del ayuno y la oración intensa y fervorosa que se practica en Medjugorje.

Por último y además  de los  mensajes recibidos por los  seis  videntes, en  Medjugorje  está  sucediendo otro  fenómeno  conocido como "comunicación interior". Desde el 15 de diciembre de 1982 dos  niñas de 10 años: Elena y Mariana Vasilj, que no son de la misma familia, han estado también recibiendo mensajes diariamente en relación a la vida espiritual. Por el momento no parece obvio el impacto que estas comunicaciones puedan tener dentro de las apariciones,  pero  han   tenido una  función  vital para la formación de grupos de oración de jóvenes quienes se han comprometido a orar diariamente por lo menos tres horas.

SECRETOS

Además de los mensajes, la Virgen les ha prometido a los videntes confiarles un total de diez secretos. Su contenido no ha sido revelado absolutamente a nadie, salvo a los niños. Hoy por hoy, sólo Miriana Dragicevic e Ivanka Ivankovic ya conocen todos los secretos, por lo que la Virgen se ha dejado de aparecer a ellas. Según los videntes, algunos secretos se refieren a Medjugorje en particular, otros a su vida personal y los restantes a la humanidad en general.

Tres de estos secretos son conocidos y comunes a todos los videntes. Los otros siete no son sino de aquel al cual pertenecen. La firmeza para guardar los secretos ha sido notoria, pues no ha habido manera alguna de influenciarlos para que digan alguna palabra.

Lo único que se conoce es que uno de los secretos hace referencia a la fecha y naturaleza de la señal "permanente y visible" que la Virgen dejará en el sitio de la primera aparición, es decir, al pie de la Colina de Cernica.

En una entrevista que sostuvo el entonces director espiritual de los niños, Tomislave Vlasic, con Miriana Dragicevic el 10 de febrero de 1983, el padre le hizo preguntas directas atinentes a este secreto y la vidente sólo se concretó a decir que tres avisos precederán "la gran señal" para que todo el mundo crea; serán hechos que sucederán en la Tierra y ella está autorizada para revelarlos a un sacerdote tres días antes de que suceda cualquiera de estas admoniciones.

También Miriana hizo mención que el contenido del octavo secreto era el peor de los siete anteriores, pero que gracias a las oraciones de la gente había sido aligerado. Que el noveno era de igual modo terrible y por fin el décimo secreto, el más doloroso de todos y que ya no se podía modificar, ni evitar. Por motivo de los secretos, la Virgen inesperadamente se apareció a Miriana (ella ya había recibido los diez secretos) a fines de octubre de 1985 y le mostró como en una película, el desarrollo de la primera advertencia, es decir, como va a ser probada una región del mundo. Frente a esta escena Miriana rompió a llorar diciendo: "¿Madre mía, de verdad será tan pronto? Pero, ¿cómo puede Dios tener un corazón tan duro?" La Virgen le contestó: "Todo esto acontecerá, mira lo que están haciendo los hombres, y no dirás más que Dios tiene un corazón duro".

Hay quienes piensan que estos tres últimos secretos se encuentran íntimamente ligados con el tercer secreto de Fátima, revelado en 1917 a Sor Lucía y cuyo contenido impresionante ha sido repetidamente publicado en varios periódicos y revistas europeas y de México, sin que la Iglesia lo haya confirmado o desmentido hasta ahora.

RESPUESTA DE LAS AUTORIDADES

Los acontecimientos que están sucediendo en Medjugorje han despertado bruscamente la reacción de las autoridades marxistas de Yugoslavia. Para los comunistas, sin lugar a dudas, las apariciones no son sino un mito creado por los sacerdotes del lugar que han engañado a los videntes, convenciéndolos para que declaren que la Virgen se les está apareciendo en forma humana. Desde las primeras apariciones la policía municipal de Citluk ordenó que dos asistentes sociales del gobierno utilizaran su astucia y la mentira para cambiar el parecer y el sentido de las supuestas visiones de los niños; sin embargo, lo único que se logró fue que esas empleadas sociales presentaran su renuncia por las experiencias vividas con los jóvenes.

Como consecuencia del fracaso de los asistentes sociales, la policía empezó a utilizar otros medios: Los seis muchachos fueron objeto de exámenes psiquiátricos para asustarlos o contradecirlos y declararlos con problemas mentales, pero a pesar de la severidad de las sesiones, los resultados sólo arrojaron la existencia de niños completamente sanos y normales, además de que sus investigaciones sirvieron de instrumentos idóneos para probar la veracidad de lo dicho por los videntes. Después, los oficiales comunistas utilizaron los medios de comunicación de prensa, radio y televisión con objeto de exagerar y tergiversar las apariciones para poder desacreditarlas, pero nuevamente lo único que se obtuvo fue el efecto totalmente contrario: Que miles y miles de peregrinos se volcaran a rezar en Medjugorje.

Todo este proselitismo en contra de las apariciones continuó en tensión hasta el encarcelamiento de tres sacerdotes franciscanos, entre los que se contaba al padre Jozo Zovko, que era el párroco de Medjugorje, y que estuvo detenido desde agosto de 1981 hasta febrero de 1983. El padre Pervan es el actual responsable de la parroquia.

La situación actual se ha vuelto mucho más difícil para los oficiales yugoslavos, ya que es materialmente imposible detener el paso de millones de personas que acuden durante todo el año a esta aldea donde la Virgen se sigue apareciendo.

EL JUICIO DE LA IGLESIA

La aprobación oficial respecto a todo el contexto de las apariciones queda sujeto al juicio que emita el magisterio de la Iglesia. A la fecha no ha habido un pronunciamiento definitivo del caso. Ha sido característica y práctica constante que en cualquier investigación de supuestas apariciones, la Iglesia Católica se muestre cautelosa y prudente, y en la especie, sin duda alguna que no será la excepción; inclusive las apariciones de Guadalupe, Lourdes, Fátima, etcétera, nunca han constituido un dogma de fe y los fieles quedan en perfecta libertad de creer en ellas o no. Dentro de la historia de la Iglesia han sido verdaderamente rarísimos los casos en que se ha aprobado la autenticidad de una aparición; por lo general, a lo más que se llega es a otorgar una aprobación permisiva, es decir, la Iglesia no afirma la verdad del hecho, sino que no prohíbe que se crea (San Pío X, Enc. Pascendi. AAS 40. 1907. 649).

De acuerdo al principio de colegialidad y jerarquía que impera dentro de la Iglesia, será el obispo de Mostar, monseñor Pavao Zanic, sobre quien recaiga la responsabilidad de emitir la primera decisión oficial del caso, toda vez que la Aldea de Medjugorje se encuentra limitada dentro de su jurisdicción y jerarquía. Consecuentemente con lo anterior, el obispo de Mostar nombró el pasado 23 de marzo de 1984 una comisión integrada por 14 miembros entre teólogos y científicos con el objeto de que se iniciaran las investigaciones oficiales eclesiásticas sobre los hechos de Medjugorje.

Al respecto, la misma Madre de la Iglesia, la Santísima Virgen, ha respetado la propia autoridad eclesial y ha dicho que en cuanto a las apariciones se debe esperar el juicio de la Iglesia, pero en cuanto a los mensajes no debemos esperar. "Ciertamente hay que escuchar la autoridad de la Iglesia – añade ella – pero mientras tanto, ustedes sigan el camino espiritual que yo les he trazado. Si no creen en mis apariciones cumplan por lo menos mis mensajes".

En lo personal para muchos sacerdotes, teólogos y obispos las apariciones en Medjugorje son toda una realidad. Por nombrar algunos de ellos se pueden citar al padre René Laurentin, Mariólogo de reconocida fama mundial y profesor en la Universidad Gregoriana de Roma y que ha escrito ya varios libros sobre todo lo concerniente a las apariciones, incluyendo estudios científicos y médicos hechos a los videntes; el teólogo suizo, Hans Urs Von Balthasar también ha apoyado a Medjugorje en una comunicación que dirigió al obispo de Mostar.

El arzobispo de Split, Mons. Frane Franic, considera que los sucesos de Medjugorje son de origen sobrenatural a causa de los resultados espirituales que nadie puede negar, como la profunda intensidad de la oración colectiva, las penitencias comunitarias y las conversiones que la Santísima Virgen recomienda como camino de la paz. En cierta ocasión comentó que la aparición de Medjugorje produjo más frutos espirituales en dos años que en todo su ministerio pastoral en cuarenta años. Finalmente, Mons. Franic, quien además es presidente de la Conferencia Episcopal Yugoslava, expresa lo siguiente en una carta fechada el 20 de enero de 1985 según un extracto publicado en el "The Sunday Press", Dublín: "Para mí, Medjugorje es un magnífico fenómeno que abre una nueva época en la historia de la Iglesia confirmando la fase iniciada por el Vaticano II, caracterizada por la apertura a las otras Iglesias cristianas, a otras religiones y a quienes están distantes de nosotros ateos de diferentes matices. La Madre Celestial ama a todos, desea las oraciones de todos".

Tocante a Roma, además de 17 obispos que de Italia han asistido a Medjugorje en forma privada, el Cardenal Joseph Ratzinger, Prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, así como los también cardenales Hammer y Gantin han aceptado en su vida personal las apariciones en Medjugorje; ellos están promoviendo que se integre una comisión investigadora de carácter internacional a efecto de que se aboque a estudiar y analizar los hechos extraordinarios que están sucediendo en el caserío yugoslavo.

En el mismo orden de ideas, Su Santidad el Papa Juan Pablo II, que está al corriente de estos eventos de Medjugorje y que conoce seguramente las sombras que se ciernen sobre la humanidad y también las esperanzas del amor de Dios, en agosto de 1985 le regaló a cada uno de los seis videntes un rosario con su bendición y una fotografía autografiada con las palabras: "PAX VOBIS, NUESTRA SEÑORA DE MEDJUGORJE ES LA REINA DE LA PAZ". También es significativo, según anunció Radio Vaticano el 5 de diciembre pasado, que el Santo Padre haya invitado a los obispos del reciente sínodo a un ayuno de pan y agua, el viernes anterior a la clausura; este ayuno es el que ha sugerido la Virgen en Medjugorje.

Pero independientemente del veredicto de la Iglesia y de las opiniones vertidas sobre Medjugorje, una cosa es cierta: Los frutos espirituales de conversión, reconciliación, fe, oración y ayuno son palpables. La comunidad parroquial de Medjugorje ha atendido los mensajes de la Virgen, y en todo caso, "al árbol se le conoce por sus frutos", y aquí los frutos han sido abundantísimos y sus resultados son innegables.

Pero además de la conversión espiritual operada en el alma, Medjugorje, al igual que Lourdes y Fátima, ha sido testigo mudo de más de 200 curaciones físicas comprobadas. El Padre Laurentin en su libro "¿La Virgen se Aparece en Medjugorje?" relata sobre casos y testimonios de curaciones milagrosas que sobrepasan cualquier explicación humana y científica.

"La Reina de la Paz" ha causado un enorme impacto en millones de personas. Para los mexicanos que han visitado Medjugorje su experiencia es especialmente particular, ya que el único lugar en la Tierra donde Nuestra Señora ha dejado su santa y venerable imagen es en la tilma de Juan Diego, y así lo han confirmado los videntes. A estos jóvenes se les llevó desde México una estampa de Nuestra Señora de Guadalupe, cuya imagen nunca habían visto, y sólo atinaron a decir: "ESTA GOSPA (SEÑORA) ESTÁ VIVA".

En México se han editado tres libros referentes a las apariciones en Medjugorje: el autor de dos de ellos es el Padre Xaveriano Tiberio Munari: "La Virgen María Habla en Medjugorje" y "Medjugorje , Escuela de la Virgen", y que cuentan con el Nihil Obstat del obispo de Querétaro y testimonios de los arzobispos de Hermosillo y Matamoros; el tercer libro fue escrito por un coterráneo de los videntes, el Padre Svetozar Kraljevic, traducido al castellano por María Teresa Méndez, editado por la Librería Parroquial de Clavería y presentado por el obispo auxiliar de México, Mons. Francisco Ma. Aguilera González.

Como conclusión se podría afirmar que las apariciones de Medjugorje nos muestran claramente la personalidad de una Madre, de esa Madre buena que se preocupa ante el peligro por el bien de todos sus hijos y de quien desea y espera que todos los hombres lleguen al conocimiento de la verdad en su divino hijo Jesucristo. Ella dice que este tiempo es de abundantísima gracia y que después será demasiado tarde pues los tiempos difíciles se acercan. La Virgen ha dicho a los videntes que serán las últimas ocasiones en que Ella se aparecerá en la Tierra hasta la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo. Tal vez será la última vez que Ella nos recuerde la necesidad de reformar nuestras vidas: confesar y renunciar a nuestros pecados y vivir en la paz que Jesús ha prometido.

He aquí que todas las generaciones la llamarán BIENAVENTURADA mientras continúa manifestando su amor por nosotros, llamándonos nuevamente hacia Jesucristo y señalando el camino hacia la verdadera y eterna felicidad.

LUIS EDUARDO LÓPEZ PADILLA

PUBLCADO POR PRIMERA VEZ EN MÉXICO EN 1986 EL DIA 1 DE MAYO EN LA REVISTA SEMANAL IMPACTO

25 DE JUNIO DE 2013