InicioTemáticasEspiritualidad

Todavía quedan unos pocos

Un día una señora, joven madre, llegó al santuario y se dirigió hacia la imagen de la Virgen del Rosario, caminando en silencio con la cabeza baja, como si llevara el peso del mundo sobre sus hombros. No había nadie a su alrededor. Se postró de rodillas frente a la imagen de la Virgen y casi sin aliento, y con una angustia y con un dolor profundo en su corazón, se le escapó un

—¿Por qué? ...

Y como un milagro y un regalo de Dios una voz le preguntó a su vez:

—... ¿Por qué, qué?

Leer más...Todavía quedan unos pocos

Amor igual a Sacrificio

Para poder entender el pedido del sacrificio que hace la Virgen, y que a muchos escandaliza, debemos de partir de la premisa que la Virgen es quien mejor puede entender lo sublime del amor, pero el amor tiene una fórmula perfecta: es igual a sacrificio.

Jamás podrá existir el amor para quien no ha conocido el sacrificio; sólo para Dios, y Él, quien es el Amor Perfecto, quiso por voluntad propia validar la fórmula perfecta: para un Amor Perfecto, un Sacrificio Perfecto. Por eso el Dios del amor hecho hombre, muere en la cruz por nuestros pecados y eleva el sufrimiento y el sacrificio al nivel sublime de la Redención.

Leer más...Amor igual a Sacrificio