InicioTemáticasMisticismoEscudo Protector

Escudo Protector

Dentro de una ceremonia de gran contenido místico, el pasado domingo 23 de mayo se celebró en el Santuario de Nuestra Señora del Pozo de Sabana Grande el 57 Aniversario de las apariciones de la Virgen del Rosario - ocurridas durante 33 días en el año de 1953 - bajo el lema "Purísima del Pozo, ven en mi auxilio, quédate conmigo y protégeme", y que se tradujo en un Escudo de Protección de gran poder y fuerza mística, que literalmente impactó a los cerca de 40,000 almas que fueron testigos de la solemnidad y profundidad de la ceremonia con la que fue clausurada la celebración.

En efecto, cada año y por inspiración del Cielo, la Misión de Nuestra Señora del Pozo escoge un lema que vaya acorde con los tiempos que estamos viviendo, caracterizados por algún suceso en particular.  Este año del 2010, y en atención a un extracto del sexto mensaje de la Santísima Virgen, el lema seleccionado se integra como parte de una oración, la "Súplica de Protección a la Purísima del Pozo", la cual tiene una importancia más que crucial, no sólo para nuestra seguridad física sino también espiritual.  Esta oración, que desde el 2008 se está difundiendo a través de la Misión Nuestra Señora del Pozo, está dirigida a la poderosa protección de la Purísima del Pozo. Para mayor claridad y comprensión de lo que ocurrió en la celebración del 57 aniversario, las palabras de la Santísima Virgen que aluden al lema y contenidas dentro del sexto mensaje, dicen:

...Ustedes, los que habitan en mi broche, recibirán mi escudo protector. La fe, la entrega, la vida consagrada a promulgar mi nombre, la búsqueda apostólica para conseguir hijos y apóstoles para la restitución aplacarán la furia del enemigo.

...Cuando el viento sople con furia, allí estaré contigo para protegerte; cuando las aguas suban rugientes, allí estaré contigo para protegerte; cuando el fuego se inflame y sea implacable, allí estaré contigo para protegerte; cuando la tierra se estremezca violentamente, allí estaré contigo para protegerte... Si eres fiel a mi Hijo y nos amas, Él y yo estaremos siempre contigo...

Con este precedente, y sin duda por todos los acontecimientos de gran sufrimiento que han estado ocurriendo en todos los rincones del mundo – incluido particularmente un inusual temblor de tierra - de 5.8 grados - sentido a mediados de mayo en la Isla de Puerto Rico, a las 1.16 am ( 911 leído al revés, símbolo  de llamada de emergencia; y el 5.8 grados hace alusión al inicio de 58 años de la aparición que culminan el 23 de abril del 2011 )  y como  presintiendo lo que ocurriría ese día, decenas de miles de personas acudieron desde temprano en la mañana al Pozo de la Virgen a mostrar su amor y veneración a la Madre de Dios.

Y definitivamente nadie salió indiferente, pues el 57 Aniversario resultó uno de los más impresionantes por la fuerza mística que se palpó al abrirse literalmente la puerta al umbral del Mundo de Dios. Después de la tradicional peregrinación  desde el pueblo de Sabana Grande hacia el Santuario del Pozo, con la recitación del Santo Rosario y la entrada en andas de toda la procesión que acompaña a la Santísima Virgen, dio inicio al homenaje para conmemorar los 57 años de gracias y bendiciones que se han derramado desde aquel año 1953, cuando la Virgen del Pozo vino a tierra puertorriqueña a traer el mensaje de restitución y plenitud mediante la formación de una Nueva Estirpe.

El Presidente Internacional de la Misión Nuestra Señora del Pozo, el Dr. Ricardo Ramos Pesquera transmitió un mensaje reflexionando precisamente sobre los eventos que están teniendo lugar en el mundo  como cumplimiento de lo profetizado por la Santísima Virgen en Su Mensaje, y la protección que Ella nos ofrece si le pedimos con fe y entrega Su Auxilio para que se quede con  nosotros y nos proteja, ante lo que es inminente, y que nos lo anuncia:

...Cuando el viento sople con furia, allí estaré contigo para protegerte; cuando las aguas suban rugientes, allí estaré contigo para protegerte; cuando el fuego se inflame y sea implacable, allí estaré contigo para protegerte; cuando la tierra se estremezca violentamente, allí estaré contigo para protegerte...

La ceremonia de imposición del Escudo Protector a todos y cada uno de los que estuvimos presentes, fue rodeada de elementos simbólicos que dejaron adivinar la profundidad y fuerza espiritual que representó este acto, pues ante la presencia de todo el séquito divino que acompaña a nuestra Madre Santísima, la Purísima del Pozo; invocando la fuerza poderosa de los siete arcángeles de Dios (Apoc 1,20) y ante la Santísima Trinidad, se recibió el Escudo Protector que María como Arca de Salvación nos ofrece, y facilita también para pertenecer como ciudadano de la Comunidad Mística de la Nueva Estirpe.

La celebración del 57 aniversario significó pues una última llamada de aviso y advertencia de parte del Cielo para todos los hombres, y en primer lugar a los puertorriqueños, pues fue aquí donde María se apareció en el 1953, para revestirnos de la protección que María nos ofrece, si estamos dispuestos a vivir de fe, entrega y confianza en Dios, pues ante la gran insensibilidad espiritual en que vive la humanidad y el obstinado rechazo a Dios en todo lo que se refiere a la vida política, económica, social, cultural, moral y aún espiritual, grandes sufrimientos y desastres se avecinan a Puerto Rico y al mundo si no cambiamos como Dios espera...pues el tiempo de los avisos se está terminado.

"Purísima del Pozo, ven en mi auxilio, quédate conmigo y protégeme"