Con ocasión del 50 aniversario del inicio del Concilio Vaticano II y los 20 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, el Santo padre Benedicto XVI, en la homilía del domingo 16 de octubre 2011 ha anunciado que, a partir de octubre 2012 se abrirá el Año de la Fe. "Será –dijo Radio Vaticano- una iniciativa especial y significativa del Pontificado del Papa Ratzinger", quien dio el anuncio con la Carta Apostólica Porta Fidei, la Puerta de la fe.

Uno se pregunta, porque un Año de la fe propiamente ahora? Responde el Cardenal Kasper: "Porque estamos en crisis. Se ve especialmente en Europa. Es evidente en Alemania, pero si yo hablo con los obispos de Italia, me dicen lo mismo. Sobre todo entre los jóvenes muchos de ellos ya no tienen ningún contacto con la vida de la Iglesia y con los sacramentos".

Y, sin embargo, el Papa dice que "la puerta de la fe esta siempre abierta para nosotros y para todos" no somos nosotros que debemos agitarnos para abrirla. La fe es un  "don" que viene de Dios, y no una conquista nuestra.

El  Año de la fe empieza el 11 de octubre del 2012 y  terminará el 24 de noviembre de 2013, solemnidad de Cristo Rey.

Pero, ¿de qué se trata? ¿qué desea el Santo Padre? ¿qué se puede hacer? Respuestas a las preguntas que surgen a menos de un mes del inicio.

1. ¿Qué es el Año de la Fe?

El Año de la Fe "es una invitación a una auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo" (Porta Fidei, 6).

2. ¿Cuando inicia y termina?

Inicia el 11 de octubre de 2012 y terminará el 24 de noviembre de 2013.

3. ¿Por qué esas fechas?

El 11 de octubre coinciden dos aniversarios: el 50 aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II y el 20 aniversario de la promulgación del Catecismo de la Iglesia Católica. La clausura, el 24 de noviembre, será la solemnidad de Cristo Rey

4. ¿Por qué el Papa ha convocado este año?

"Mientras que en el pasado era posible reconocer un tejido cultural unitario, ampliamente aceptado en su referencia al contenido de la fe y a los valores inspirados por ella, hoy no parece que sea ya así en vastos sectores de la sociedad, a causa de una profunda crisis de fe que afecta a muchas personas". Por eso, el Papa invita a una "auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del mundo". El objetivo principal de este año es que cada cristiano "pueda redescubrir el camino de la fe para poner a la luz siempre con mayor claridad la alegría y el renovado entusiasmo del encuentro con Cristo".

5. ¿Qué medios ha señalado el Santo Padre?

Como expuso en el Motu Proprio "Porta Fidei": Intensificar la celebración de la fe en la liturgia, especialmente en la Eucaristía; dar testimonio de la propia fe; y redescubrir los contenidos de la propia fe, expuestos principalmente en el Catecismo.

6. ¿Dónde tendrá lugar?

Como dijo Benedicto XVI, el alcance será universal. "Tendremos la oportunidad de confesar la fe en el Señor Resucitado en nuestras catedrales e iglesias de todo el mundo; en nuestras casas y con nuestras familias, para que cada uno sienta con fuerza la exigencia de conocer y transmitir mejor a las generaciones futuras la fe de siempre. En este Año, las comunidades religiosas, así como las parroquiales, y todas las realidades eclesiales antiguas y nuevas, encontrarán la manera de profesar públicamente el Credo".

7. ¿Dónde encontrar indicaciones más precisas?

En una nota publicada por la Congregación para la doctrina de la fe. Ahí se propone, por ejemplo:

Alentar las peregrinaciones de los fieles a la Sede de Pedro;

Organizar peregrinaciones, celebraciones y reuniones en los principales Santuarios.

Realizar simposios, congresos y reuniones que favorezcan el conocimiento de los contenidos de la doctrina de la Iglesia Católica, y mantengan abierto el diálogo entre fe y razón.

Leer o releer los principales documentos del Concilio Vaticano II.

Acoger con mayor atención las homilías, catequesis, discursos y otras intervenciones del Santo Padre.

Promover trasmisiones televisivas o radiofónicas, películas y publicaciones, incluso a nivel popular, accesibles a un público amplio, sobre el tema de la fe.

Dar a conocer los santos de cada territorio, auténticos testigos de fe.

Fomentar el aprecio por el patrimonio artístico religioso.

Preparar y divulgar material de carácter apologético para ayudar a los fieles a resolver sus dudas.

Eventos catequéticos para jóvenes que transmitan la belleza de la fe.

Acercarse con mayor fe y frecuencia al sacramento de la Penitencia.

Usar en los colegios el compendio del Catecismo de la Iglesia Católica.

Organizar grupos de lectura del Catecismo y promover su difusión y venta.

8. ¿Qué documentos puedo leer por ahora?

EL Motu proprio de B-XVI "Porta Fidei"

El Catecismo de la Iglesia Católica

9. ¿Donde puedo obtener más información?

Visite el sitio oficial del Año de la Fe www.annusfidei.va

LUIS EDUARDO LÓPEZ PADILLA

28 de Septiembre del 2012