Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *

Espiritualidad

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Son tiempos de mucha confusión. Así lo profetizó la Madre de Dios:

Difíciles y confusos serán esos tiempos… hijos…estén atentos porque la indiferencia y la confusión reinarán en el camino (es decir, la iglesia) y en todo el mundo” (Virgen del Rosario, 13 de febrero de1984).

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Dentro del Plan de Dios para estos tiempos, México tiene una misión trascendental como punta de lanza para el establecimiento en Plenitud del Reino de Cristo en la Tierra. Históricamente, México ha sido tierra de extraordinarias bendiciones de parte del Cielo. Una de las más importantes, pero no la única, la Aparición de Nuestra Señora de Guadalupe en el año de 1531. Y no sólo por la manifestación mariana en sí, que es una grandísima e inigualable caricia de parte de Dios para el pueblo de México, sino por la forma que asume esta mariofanía al contemplar a la Virgen de Guadalupe como la Virgen encinta, vestida del Sol, y que inmediatamente nos refiere a la Mujer del Capítulo XII del Apocalipsis que "gime dolores de parto" y que está a punto de "dar a luz a un varón que con cetro de hierro regirá a las naciones".

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Hoy como nunca la humanidad necesita de santos. El mundo actual no requiere de teólogos sabios, técnicos especializados, científicos ilustres o humanistas inteligentes; no, lo que verdaderamente hace falta hoy en el mundo es la abundancia de hombre santos, y principalmente en el “mundo”, es decir, en la vida pública, en la sociedad entera. Y así debe ser porque la exigencia de santidad no es sólo para aquellos que han recibido la vocación a la vida religiosa, sino para todos los hombres según el mandato evangélico: “Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto” (Mt 5, 48). Así pues, “A los laicos corresponde por propia vocación – dice el Concilio Vaticano II – tratar de obtener el reino de Dios gestionando los asuntos temporales y ordenándolos según Dios. Viven en el siglo, es decir, en todos y cada uno de los deberes y ocupaciones del mundo, y en las condiciones ordinarias de la vida familiar y social con la que su existencia está entretejida” (LG 31).

Sobre los Derechos de Autor

4.0 Internacional (CC BY-NC-ND 4.0)

Creative Commons
Creative Commons
Creative Commons
Creative Commons

Creative Commons

Atribución

No comercial

Sin derivadas

Mis Tweets más recientes

Ayer 23 se conmemoró al Padre Pío. “Vivimos en un valle de lágrimas, donde cada uno lleva su Cruz. No encontraremos… https://t.co/N4Lqd5NrBG
Entrevista concedida por este servidor sobre GARABANDAL (historia de la aparición, mensajes y profecías)… https://t.co/pTIXTKF0VU
“La sociedad está en vísperas de las más terribles calamidades y los más grandes acontecimientos. Se verá obligada… https://t.co/tgIIZmWpoF
Conocer a Dios, adorar a Dios, obedecer a Dios, darlo a conocer a través de Nuestro Señor Jesucristo crucificado, e… https://t.co/1d8Dk11OS5
Follow Luis E López Padilla on Twitter

Lo más reciente

© 2018 Apocalipsis Mariano. Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (CC BY-NC-ND 4.0)